Modelo mFREE

De wikinclusion
Saltar a: navegación, buscar

Gestión informática del modelo

5fases5.png

Si lo desea, puede confeccionar su plan de trabajo con TIC, de manera automática y sencilla, utilizando el modelo M-Free. El modelo se compone de 5 fases (ver figura de la derecha) con más de 1.500 competencias asociadas a más de 2.000 recursos digitales (software y vídeos).
Siga estos pasos :

1.- Descargue este documento base
2.- Presione sobre la figura de la derecha y cumplimente los diferentes formularios. Al acabar cada uno de ellos le solicitará el correo donde desea recibir la información introducida
3.- Recibida la información en el correo asignado, proceda a pegarla en los lugares correspondientes del documento base.
Una forma sencilla es pegar el texto recibido en un procesador de textos, por ejemplo "Word", sombrearlo y seleccionar "Insertar"--> "Tabla" --> "Convertir texto en tabla" --> "Separar texto en" --> "Otros: :"

Ejemplos

Ecuador. Modelo mFREE
México. Modelo mFREE
Argentina. Modelo mFREE
México. Modelo mFREE

Descripción del modelo

mFREE es el primer modelo que proponemos en los cursos Experto en TIC, inclusión y discapacidad. Lo denominamos de las “5 fases”. Es secuencial y fácil de aplicar.

  • En la 1ª fase Nivel Inicial de Competencia nos detenemos en conocer lo que la persona es capaz de hacer. Esta evaluación inicial no debe conformarse sólo con determinar las necesidades específicas y los déficits, sino que debe indicar -2ª fase- la mejor forma de superarlas (Propuesta Curricular o de Trabajo).
  • La Propuesta Curricular la organizamos bajo la teoría de las Inteligencias Múltiples que nos proporciona un marco donde los usuarios pueden aprender a manejar sus dificultades. Partimos de sus puntos fuertes (Nivel Inicial de Competencia), de su estilo preferido de aprendizaje y, a partir de ahí, seleccionaremos los recursos (software, comunicadores, hardware,…) y estrategias didácticas que les puedan ayudar a estimular sus inteligencias: desarrollando las más eficaces a niveles aún más alto y trazando puentes cognitivos que, aprovechando las más desarrolladas, les ayuden a mejorar las que presentan graves dificultades. El uso de Lengua de Señas o el braille es un ejemplo. Se trata de desarrollar las capacidades lingüísticas apoyándonos en los sistemas simbólicos corporales, cinestésicos y espaciales. Es interesante destacar que estos sistemas aumentativos de comunicación los utilizan con éxito alumnos disléxicos que poseen puntos fuertes en los dominios espaciales.
  • En la 3ª fase buscaremos correlacionar los objetivos de la Propuesta Curricular del usuario con los recursos informáticos disponibles. Estas son algunas de las preguntas que se plantean:
a) ¿Para qué necesita un alumno apoyo de las TIC? ¿Por qué usa una ayuda tecnológica y no otra? ¿Cómo incluirla en sus tareas?
b) ¿Cómo redefinir los objetivos para irlos adaptando a las necesidades del alumno en cada momento según la Propuesta Curricular?, ¿Qué criterios sugiere el cambio de un hardware o software por otro?
Para superar este obstáculo construimos Wikinclusión . Pensamos que una wiki podría ser la mejor opción. Hemos habilitado un formulario, supervisado por un Consejo Rector, para la introducción de información.
  • El la fase 4º lanzamos las preguntas: ¿necesita el alumno algún tipo de apoyo? El concepto de apoyo tiene un carácter amplio y para llevarlo a cabo contaremos con personal especialmente preparado que diseñe y el equipamiento con un mobiliario apropiado a las características físicas y sensoriales de las personas desde el que resulte fácil acceder al equipo informático, adaptar el tiempo a los ritmos del alumno, incluir ayudas pedagógicas (actividades complementarias para el aprendizaje del Braille, Lenguaje de Signos, recursos informáticos, etc.) y seleccionar una metodología que incluya, modifique o excluya los contenidos que se consideren convenientes.
También puede ser necesario utilizar rampas digitales o Assistive Technology. Éstas desempeñan la función de comodines que facilitan a los alumnos con discapacidad el acceso a cualquier programa sólo con tenerlas cargadas en la memoria de la computadora antes del software principal. Implican comprender que dentro de las TIC nos movemos en el paradigma de crecimiento y que no es necesario diseñar programas específicos para educación especial.
  • En la fase final del proceso –5º fase Evaluación y propuestas de mejora – nos interesa saber si las acciones realizadas en las anteriores fases han sido las adecuadas. Entrar en la reflexión del proceso, dentro de lo que Cohen y Manion (Bisquerra, 1989) denominan espiral autoreflexiva de la investigación en la acción. Surge después de cubrir las etapas de planificación, acción y observación, que hemos integrado en el modelo mFree.

Referencias bibliográficas